Cómo mantener la motivación post pandemia.

Fecha

Sin lugar a dudas la humanidad continúa luchando como nunca con todos los efectos y consecuencias del Covid-19, pero después de 2 años es muy probable que estemos fatigados ante los cambios tan radicales que hemos sufrido. Hablamos de cuarentenas estrictas y flexibles, ansiedad por el contagio y ante la enfermedad en si misma, miedos por la estabilidad económica y hasta gubernamental, estos han afectado a casi todos los aspectos de nuestras vidas y es fundamental preguntarnos cómo podemos lograr activar nuestra automotivación, para evitar que la fatiga pandémica haga estragos en nuestras vidas.

Para establecer un plan que nos ayude a mejorar nuestra motivación es importante que recordemos una de las teorías que nos hablan ampliamente de la motivación humana:

Maslow, nos habla de su teoría de la motivación humana, donde plantea que debemos satisfacer nuestras necesidades desde las básicas o fisiológicas, que todos los seres humanos necesitamos cubrir en primera instancia, una vez cubiertas estas necesidades buscamos satisfacer necesidades superiores, avanzando por necesidades de seguridad, sociales, de estima o reconocimiento hasta las necesidades de autorrealización.

¿Qué debemos tomar de esta información para establecer nuevos hábitos que nos mantengan motivados?

En primer lugar, lo básico y el aspecto de la seguridad, deben estar cubiertos para poder avanzar, nos referimos a contar con lo mínimo indispensable: comida, un lugar donde dormir con cierta comodidad y poder contar con ropa que nos proteja del ambiente, así como contar con una salud estable y un ingreso económico que nos permita mantener nuestro ciclo vital. 

En este aspecto es necesario detenernos a observar nuestras creencias con detenimiento, porque contar con lo básico es simplemente eso, y a pesar de que se anhele una vivienda más grande, o un trabajo mejor, etc. es necesario identificar mentalmente que lo básico está y que desde allí podemos comenzar a avanzar. 

Muchas veces en el juego de la mente podemos convencernos de que, lo que tenemos es muy poco y esto no nos permite avanzar, ya que imaginariamente vivimos en las carencias básicas.

Una vez que con firmeza nos apoyamos en el suelo, identificando nuestras necesidades básicas como cubiertas, el segundo paso es tener la capacidad de mirarnos a nosotros mismos y como nos relacionamos socialmente, en mi experiencia es un paso crucial en el desarrollo de la motivación, es como la llegada de un bebe al mundo, hemos madurado lo suficiente como para distinguir que contamos con lo que necesitamos para vivir, pero debemos empezar a dilucidar qué es lo que queremos, con quien lo queremos y como nos gusta.

En este proceso interviene significativamente nuestro entorno y sociedad, y aunque todos creemos saber qué queremos, en la mayoría de nosotros no existen metas concretas y es en estás que nace la verdadera y perdurable auto-motivación.

En estudios recientes de  Gail Matthews, de la Universidad Dominicana de California las personas que de forma explicita escriben e identifican sus metas, logran un 76% de éxito en el logro de sus objetivos, a diferencia de quienes solo lo mantienen en su mente, donde el porcentaje decrece en un 43%.

Así que si tu objetivo es mejorar tu motivación, es necesario fijar metas realistas y conscientes de su impacto en tu vida.

Para identificar metas armoniosas y que lleven a la realización personal que tanto anhelamos, es importante que, en cada meta, nos preguntemos el para qué queremos esto en nuestra vida, que esta sea una respuesta orientativa de que, lo que quieres realmente te brindará una respuesta emocional plena y satisfactoria.

 Escribir un listado de propósitos o metas, dará a tu mente rienda suelta para comenzar a identificar pasos satisfactorios para la consolidación de esas metas y este estímulo es la leña para la fogata, la motivación para nuestro día a día.

Es un cambio radical el ver el siguiente panorama:  José quiere un coche nuevo y  se deprime y quejá constantemente porque no lo puede adquirir, a cambiar este mal hábito por establecerse una meta para comprar el coche nuevo y una planificación para lograr hacerlo.

Cada día José ira a su trabajo, pensando en que en un año ese coche será suyo, ha determinado que el para qué, de este nuevo coche es para disfrutar de pasear con su familia los fines de semana y en vacaciones, para tener más diversión y libertad.

Quizás podamos pensar que, aunque lo escribamos como una meta, no lo podemos lograr, porque es imposible.  Pero basta con mirar a nuestro alrededor, por qué hay personas que lo logran y otras que no… Te aseguro que solo el que lo intenta puede lograrlo, mientras no se intente con disciplina y ahínco, no puedes estar seguro de lo que pasará.

Comienza por identificar tu meta y cumplir con tu plan, esto genera en cada uno de nosotros una magnifica sensación de autorreconocimiento, confianza y respeto.

Finalmente, en este camino hacia la autorrealización, una vez que tus necesidades de afiliación con tu entorno y autoconocimiento estén cubiertas, identificando metas y oportunidades para ti mismo y tu entorno, podrás comenzar a plantearte estímulos que  te llenen aún más y es cuando esas metas comenzarán a evolucionar permitiéndote a ti mismo gozar de una amplia espontaneidad, creatividad, moralidad y alta resolución de problemas.

La motivación no es un destino, es realmente un camino, que puedes aprender a transitar practicando a cada paso. ¡Apunta lejos, pero con enfoque, si se puede! 

Consulta en nuestra web los próximos retos de motivación y bienestar de 21 días, totalmente online.      – www.appome.es

Jormarit Nieves

Terapeuta Ocupacional

Autora de lo mejor de tu trabajo, eres tú

Ceo de Sistema Appome

Comparte en tus redes esta noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn

MÁS
articulos